viernes, 9 de septiembre de 2016

SARDINAS DE MARIA ORTEGA

SARDINAS DE MARIA ORTEGA
Receta recopilada por Concha Díaz González
Para 4 personas.

INGREDIENTES.
Unas 20 sardinas
Dos cebollas.
Dos tomates rallados.
Un clavo de olor.
Pimienta negra en grano al gusto.
Vinagre.
Aceite.
Sal.
Unas hojas de laurel ( al gusto personal)
Tres dientes de ajo.

PREPARACIÓN
En primer lugar, limpiamos  las sardinas. Les quitamos la cabeza y las tripas. Las limpiamos bien y les quitamos las escamas pasándolas por agua. Las secamos y reservamos en un bol. Cortamos las cebollas en aros  y los colocamos en un plato. Envolvemos la cebolla con film transparente ( para que no nos suelte olor) y metemos al microondas un ratito hasta que veamos que la cebolla esté blanda. Rallamos el tomate y reservamos. Pelamos los dientes de ajo y los laminamos. En la base de una cazuela, colocamos las hojas de laurel. Encima del laurel, las sardinas. Luego la cebolla, el tomate, los dientes de ajo laminados, la pimienta negra en grano  y el clavo de olor. Le añadimos aceite de oliva sin pasarnos y vinagre al gusto. Rectificamos de sal. Tapamos la cazuela y le damos un hervor entre 6/8 minutos. Retiramos del fuego y dejamos enfriar. Le quitamos el laurel y el clavo ( Si dejamos el laurel y el clavo, nos quitarían el sabor de las sardinas) y  las colocamos en una tartera con el resto de los ingredientes debidamente ordenadas y guardamos en el frigorífico hasta el momento de servirlas. Una receta simple para saborear sardinas en una vivienda sin que se nos impregne de olor toda la casa. Pruébala seguro que repetirás. Bon profit.

3 comentarios:

  1. ¡Que buenas! Me encantan las sardinas, estas deben estar bien ricas; las probaremos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Están muy ricas y la receta es de tu tierra, María ortega era jienense y las preparaba de esta forma. Una forma muy parecida al escabeche. He respetado su forma de hacerla y el resultado es excelente.

      Eliminar
  2. Doy fe de lo sabrosas y finas de gusto que son.
    Gracias y buen provecho.

    ResponderEliminar