viernes, 22 de abril de 2016

ARNADI

ARNADI
Receta tradicional valenciana de origen árabe.
Típica de la comarca de la Costera, La Marina Alta y la Safor.
Este dulce es muy sencillo para preparar y el resultado es excelente.

INGREDIENTES
400 gramos de calabaza asada.
50/60  gramos ( depende del dulzor de la calabaza) de azúcar glass
50 gramos de almendra molida.
1 yema de huevo.
La ralladura de medio limón.
Un poco de canela.
Azúcar para espolvorear.
Almendras crudas peladas al gusto ( 30/40 gramos)

PREPARACIÓN
Uno de los secretos para preparar este dulce está en hacer un buen asado de la calabaza. Si está queda aguada, tendremos que prensarla entre unos paños de tela para quitarle el exceso de líquido y que quede la pulpa compacta. Personalmente parto la calabaza por la mitad, le quito las pepitas y la introduzco en el horno a baja temperatura 150º/170º dependiendo del horno . Pasado un tiempo, observaremos que la calabaza empieza a soltar su jugo y se nos queda el centro con líquido. Bajo entonces la temperatura del horno un poco y la dejo hasta que empieza a dorarse por encina quedando totalmente dorada. Esta operación no tiene un tiempo constante depende del tamaño de la calabaza , generalmente dos o tres horas o más. Si hemos realizado esta operación de asado bien, nuestra calabaza estará completamente asada y sin nada de jugo ( Perfecta para preparar el arnadí). Probamos el sabor de la calabaza asada y según esté dulce, pondremos más o menos azúcar. Colocamos la calabaza en un bol y aplastamos con un tenedor. le añadimos el azúcar, la almendra molida la ralladura del limón y un poco de canela. Mezclamos bien. Por último le echamos la yema de huevo sin batir y con las manos amasamos bien hasta conseguir una masa compacta. Con esta masa llenamos una cazuela de barro formando una montaña ( como si fuese un queso de tetilla) . También podemos llenar cazuelitas individuales para cada comensal. Añadimos alrededor de nuestra montañita almendras crudas peladas, espolvoreamos con azúcar e introducimos al horno a unos 150º grados durante unos 30 minutos. El secreto está en utilizar almendra cruda y en el momento que veamos que ésta empieza a dorarse, retiramos del horno.

1 comentario: