viernes, 7 de noviembre de 2014

FRIJOLES CHARROS

FRIJOLES CHARROS CON VARIACIÓN DE PICANTE A VOLUNTAD
Para 4 personas

Receta de origen mexicano muy picante para el gusto de cualquier español acostumbrado a comidas poco o nada picantes. Por ello he adaptado la receta al gusto personal de cada uno, pudiendo aumentar o disminuir el grado de picante. En los establecimientos de comidas mexicanas " taquerías" sueles poner una taza de frijoles  con tacos ( llenas el taco con frijoles y a comer). En Mexico Central también la hacen como plato único incluso para desayunar.

INGREDIENTES.
500/600 gramos de frijoles ( judías pardas que venden en cualquier supermercado de España).
Dos jalapeños, es decir unos pimientos que pican como un demonio. En México algunos cocineros ponen un jalapeño y un serrano que pica muchísimo más. Para un español puede y debe sustituir los jalapeños por un pimiento verde y una guindilla o dos para conseguir el grado personal de picante ( está picoso) como dirían los nativos. Si pone los jalapeños y no está habituado al picante, seguro que no prueba bocado.
Una cebolla.
Tomate frito.
Dos dientes de ajo.
Un poco de cilantro ( si no dispones de él no hace falta que bajes corriendo a comprarlo, pues seguro que no lo encuentras a no ser que vayas a una verdulería para sudamericanos) Puedes sustituirlo con un poco de perejil.
Un poco de aceite.
Sal.
Un buen trozo de chorizo de guisar cortado a trozos.
Unas tiras de panceta de cerdo "puerco en  mexicano".

PREPARACIÓN
Ponemos a remojo las judías toda la noche. Las lavamos y las cocemos en una olla a presión durante 15 minutos con agua. Destapamos, le quitamos la mitad del agua y añadimos la misma cantidad  de agua  que hemos quitado. Añadimos un poco de sal y cocemos hasta que estén tiernas. Reservamos aparte con el caldo.  En otra cazuela, calentamos el aceite (poco aceite). Sofreímos la panceta y cuando empiece a dorarse, le incorporamos el chorizo de guisar. Le damos unas vueltas hasta que el chorizo empiece a soltar su grasita. Añadimos el pimiento verde troceado a rodajas y la guindilla (o los jalapeños sin guindilla estos ya pican lo suyo), la cebolla picada, los ajos y el (cilantro o perejil) y sofreímos todo junto. Cuando ya las verduras estén bien pochaditas, añadimos el tomate frito, removemos y por último incorporamos las judías sin el caldo y les damos unas vueltas. Echamos el caldo de la cocción de los frijoles y dejamos cocer un ratito para que se mezclen los sabores.
P.D. Si hacemos la receta y guardamos de un día para otro está más sabrosa.
La cocción en dos tiempos de las judías quitando parte del agua es para evitar la flatulencia.


2 comentarios:

  1. Qué rica la receta, pero menos mal que has adaptado los ingredientes para los que no estamos acostumbrados la picante. Tiene un aspecto estupendo. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Tiene muy buena pinta y ahora con el frio entra bien. Un beso

    ResponderEliminar